jueves, diciembre 8, 2022

DiPUTAda

Por: José Eduardo García

María Clemente García es un nombre que (quizás) nos diga poco en otras latitudes, pero es noticia en su país, los Estados Unidos Mexicanos, porque un video pornográfico suyo circula libremente por las RRSS y hay ciertas aristas a considerar: es una diputada transexual.
Ciertamente, no es la única persona trans en la legislatura mexicana; la acompaña la diputada Salma Luévano, pero a los apasionados debates se suman sus declaraciones referente al video: «Me pagan por hacer pornografía… Es que siempre me he dedicado a esto. Los demás diputados que son administradores y tienen empresas, los que son abogados siguen trabajando en sus despachos. ¿Yo por qué no voy a seguir trabajando? Lo siento, mi oficio es ser puta y voy a seguir siendo puta”.

Yo desconozco el estatuto de los diputados mexicanos, pero si les permite tener otros oficios paralelos, María puede hacer con su cuerpo lo que guste (no faltaba más), peeeeeero decir que lo hace porque le pagan da lugar a sospechar que, de pagar por su voto en cámara, podría venderlo al mejor postor.
María, lamentablemente en Latinoamérica estamos acostumbrados a que nos gobiernen hijos de puta, no sus madres. Espero que no te vendas.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Subidas Recientes