Inicio Noticias ¿Somos más guapos cuando llevamos mascarilla? Esto dice un estudio

¿Somos más guapos cuando llevamos mascarilla? Esto dice un estudio

Nos hemos acostumbrado a ver a la gente con la mayor parte de la cara tapada. Este misterio puede jugar a nuestro favor a la hora de parecer más atractivos.
Con la pandemia hemos aprendido distanciamiento social, cómo protegernos frente a los virus y también una verdad incontestable… muchas personas parecen guapas con la mascarilla puesta. En más de una ocasión te habrás sorprendido al comprobar cómo era el rostro de una persona después de conocer solo sus ojos y su frente. Y, generalmente, no suele parecerse a la imagen mental que nos habíamos hecho del mismo.
La mascarilla parece que ha venido para quedarse, pero también ha traído consigo irremediables preguntas acerca de si realmente es efectiva en espacios abiertos o si no es peor el remedio que la enfermedad y a la larga llevarla en todo momento podría acarrear otros problemas de salud. Pero, quizá, lo que no se ha pensado tanto (por su superficialidad) es sí pueden influir en los juicios de valor sobre el atractivo facial.
¿Es posible que los rostros que se ocultan tras una mascarilla se consideren menos atractivos al indicar, inconscientemente, que la persona no está sana?
Es posible, dado que ocultan algunos defectos faciales y eso puede servir para mejorar el juicio general. Pero alternativamente también es posible que los rostros que se ocultan tras una mascarilla se consideren menos atractivos al indicar, inconscientemente, que la persona no está sana. Sin embargo, en repetidas ocasiones en los últimos dos años, los medios de comunicación han asociado las mascarillas quirúrgicas con los esfuerzos para contener la pandemia, lo que en última instancia podría convertirlos en atractivos, socialmente hablando.
Según un reciente artículo publicado en ‘Psychology Today‘, los investigadores Oliver Hies y Michael Lewis (de la Universidad de Cardiff en el Reino Unido) intentaron investigar exactamente cómo podía afectar a nuestros juicios sobre el atractivo el uso de mascarillas. Para ello, buscaron a mujeres jóvenes que se prestaran a calificar el atractivo de 40 rostros masculinos diferentes que habían sido prejuzgados anteriormente como atractivos o poco atractivos.
En el estudio, los rostros ocultos por la mascarilla de tela se calificaron como más atractivos que los rostros sin ocultar
A las participantes se les presentó aleatoriamente la misma cara cuatro veces: ocultos con una mascarilla de tela, una mascarilla quirúrgica, un simple libro o sin ocultar en absoluto, y se les pidió que calificaran la presentación de cada cara por su atractivo. El estudio se llevó a cabo siete meses después de que el uso de mascarillas se hiciera obligatorio en el Reino Unido.
Los investigadores descubrieron una diferencia en las calificaciones de atractivo según el tipo de objeto que ocultaba las caras presentadas a los participantes. Más específicamente, todas las caras fueron calificadas como más atractivas cuando estaban ocultas por una mascarilla quirúrgica que cuando estaban ocultas por una máscara de tela, un libro o simplemente no estaban ocultas.
Además, los rostros ocultos por la mascarilla de tela se calificaron como más atractivos que los rostros sin ocultar. Finalmente, los rostros ocultos por el libro fueron calificados como más atractivos que los que no estaban ocultos. Estas diferencias en las calificaciones fueron aproximadamente las mismas para todas las caras (se hubieran prejuzgado antes como atractivas o no).
Si bien las mascarillas quirúrgicas podrían ser una señal de enfermedad, también son indicativas de una personalidad cuidadosa y considerada, posiblemente asociada con el atractivo
Los autores concluyen que, si bien las mascarillas quirúrgicas podrían ser una señal de enfermedad, también son indicativas de una personalidad cuidadosa y considerada, posiblemente asociada con el atractivo. De hecho, todos los participantes en el estudio actual informaron estar de acuerdo con la idea de que las mascarillas son efectivas para prevenir la propagación del coronavirus, lo que agrega apoyo a la explicación de que los usuarios de mascarillas son más deseables.
Además, los hallazgos están en línea con la investigación de Viren Patel y sus colegas (Patel et al., 2020), que descubrieron que las mascarillas quirúrgicas mejoran el atractivo de las caras prejuzgadas como promedio o poco atractivas. Investigaciones anteriores también han señalado que las mujeres tienden a calificar a los médicos masculinos como más atractivos si usan una bata blanca. Un efecto similar podría estar en juego aquí con las mascarillas quirúrgicas, lo que indica una asociación con la profesión médica. Sin embargo, no está claro si esta conexión profesional médica persiste cuando las caras femeninas son calificadas por los hombres.
Los hallazgos actuales pueden, por supuesto, variar en culturas donde el uso de máscaras es más habitual o común, como en Corea y Japón. Además, es posible que estas calificaciones positivas de atractivo de los usuarios de mascarillas no persistan después de que la pandemia de coronavirus haya terminado y cuando las actitudes hacia su uso hayan cambiado.
Fuenteelconfidencial.com
Artículo anteriorHo99o9 anuncian “Skin”, su nuevo disco producido por Travis Barker
Artículo siguienteLa función ‘Tomarse un respiro’ de Instagram llega a España