Inicio Noticias Un local de masturbación en grupo para varones en Alcorcón #España

Un local de masturbación en grupo para varones en Alcorcón #España

Se trata de un club privado denominado 'Pajas entre colegas'

Un nuevo negocio -y lo más extravagante- funciona en Alcorcón desde hace unas semanas. Se trata de ‘Pajas entre colegas’, un club privado exclusivo para varones y que rinde culto a la masturbación masculina en grupo, tal y como ha adelantado la revista ‘ICON’, del diario ‘El País’. Conocidos como grupos ‘Jack Off’ alrededor del mundo, ya existían desde hace décadas en lugares como Chicago o Seattle, aterrizando en Madrid en 2015. Ahora, se establece en un antiguo local de copas, con aforo para 70 personas, 100 metros cuadrados, y, entre otras cosas, barra, zona de espera, taquillas de seguridad, varias zonas de juegos y pantallas gigantes emitiendo porno de chicos masturbándose, tal y como se explica en la citada publicación.
En la página web de esta iniciativa, Nacho, fundador y anfitrión, señala que «ofrecemos a los hombres adultos que consideren la oportunidad de masturbarse con otros hombres de ideas afines, y damos la bienvenida a todos los chicos que tengan interés en la masturbación grupal, sean homosexuales, bisexuales, heterosexuales o indecisos no categorizados, en un ambiente seguro, privado y erótico«. Del mismo modo, asegura que «no juzgamos a los demás por sus acciones, y no restringimos a ningún miembro de expresar su sexualidad a su antojo fuera del contexto del grupo«, si bien dejan claros los límites, respetando la norma de «Sin labios debajo de las caderas» en los niveles 1 y 2, quedando prohibido el sexo oral y anal. «Esperamos que todos los miembros respeten a los demás, no queremos que nadie se vaya sintiéndose presionado o arrepentido por hacer algo para lo que no estaba preparado«, se manifiesta. Tampoco se permite llevar drogas ni acudir en estado de ebriedad: «los miembros intoxicados no serán admitidos o pueden ser expulsados de los eventos«, aclaran en su Código de Conducta. Por otra parte, «la violación de la identidad de cualquier miembro es motivo de finalización de la membresía«.
«Esperamos que todos los miembros respeten a los demás, no queremos que nadie se vaya sintiéndose presionado o arrepentido por hacer algo para lo que no estaba preparado.»
Si el usuario no lleva ninguna de las pulseras de silicona de colores que dan información sobre lo que permite cada persona, «hay que preguntar primero«, un consentimiento que «debe ser respetado al 100% en todo momento«. La sala también proporciona lubricante, toallitas, pañuelos de papel, enjuague bucal y jabón de manos.
Por otro lado, garantizan que «todos los eventos son legales, involucrando actos consensuados entre adultos, cumpliendo totalmente con las leyes en vigor«. «PeC está comprometido con la salud y el bienestar de nuestros miembros y comunidades extendidas; solo organizaremos eventos cuando las pautas sanitarias de la ciudad nos permitan hacerlo sin riesgo de transmisión de coronavirus«, explican también en su página web. Las reuniones están restringidas a miembros y la participación está sujeta al abono de diferentes tarifas, que se pueden activar en la puerta u online, antes de cada evento.
Artículo anteriorEl adiós de Bunbury a los escenarios: “Con todo el dolor de mi corazón me toca adelantar lo inminente”
Artículo siguienteDesde Dinamarca, Lydmor hace canciones pop tan explosivas como nostálgicas