Inicio Reseñas El Poder del Perro

El Poder del Perro

Por: Edwin Marcano

Jane Campion, quien en los 90 creó esa dolorosa oda al amor llamada «The Piano», y por la que Ana Pakin se convirtió en la persona más joven en ganar un Oscar como actriz secundaria, nos trae otra intimista película cargada de imágenes que hablan por sí solas. Y es que la directora Jane Campion sabe cómo hacer que el entorno sea un actor más, que habla con una voz poderosa y grita para acompañar a los actores en este incómodo e intenso drama.
«El Poder del Perro» trata de la depresión, la opresión, la humillación, la homosexualidad y la venganza. La directora sabe cómo ir cocinando un filme natural, orgánico, sin ningún tipo de aditivos químicos. Entiéndase: efectos especiales e historias inverosímiles de ficción. Aquí todo fluye como la vida cotidiana de cualquier ser humano, lo que lleva a «El Poder del Perro» a ser tachada de aburrida al no ser un western típico de persecuciones a caballo por medio del lejano oeste entre buenos y malos. Aquí no existe nada de eso, sólo hay actuaciones brillantes, esas que, con tan solo los actores hacer un gesto, dicen más que mil palabras.
Podría vaticinar que Benedict Cumberbatch va a estar nominado en todas las quinielas de esta temporada de premios del mundo del cine que está por comenzar. Es una actuación con un poder interpretativo contundente. La tensión sexual que traspasa la pantalla no la había visto en ningún filme que tratase el tema con esa naturalidad que podría causar incomodidad a muchos. Kirsten Dunst tiene otro papelazo increíble. Cuánto sufrimiento golpeando tu alma. Este filme lo disfruté mucho. Desde luego no es una película para todos, pero agradezco que se siga haciendo este tipo cine.

Artículo anteriorScorpions comparte el single principal de su próximo disco “Rock Believer”
Artículo siguienteSaturamas