Inicio Noticias Piden la dimisión de Montero por afirmar: «Los niños saben que pueden...

Piden la dimisión de Montero por afirmar: «Los niños saben que pueden tener relaciones sexuales con quien les dé la gana»

Vox y Cs urgen la dimisión de la ministra y el cierre del departamento de Igualdad. «¡Quitad vuestras sucias manos de los niños!», tuitea Abascal

Irene Montero «sobreactuó» ayer en la Comisión de Igualdad del Parlamento, que se desarrolló entre las 17.30 y las 21.00 horas, con turnos de contrarréplica y dúplica en que la ministra de Igualdad se desgañitó contra el PP de M. Rajoy y, especialmente, contra Vox. Así se lo afeó la parlamentaria popular en la comisión, María Auxiliadora Pérez. A Pérez la ministra llegó a exigirle que «pidan disculpas desde el PP por el caso Niñera, totalmente falaz e impulsado desde la derecha y extrema derecha».
Pero fue Lourdes Méndez la diputada que más enervó a la ministra. Le preguntó por la ‘ley Trans’, la acusó de querer que las niñas aborten a los 16 años sin consentimiento paterno, querer beneficiar a los «centros abortivos» y a los empresarios «que se lucran con el sufrimiento de las niñas y las muertes de niños» con su reforma de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Fue la parte del debate más bronco. Montero replicó a la diputada del partido de Santiago Abascal que «las de su clase envían a las niñas a abortar a Londres».
Pero hoy la polémica está servida por otra parte de la respuesta de Montero a la propia Méndez, en la que comentaba cómo la ley del aborto introducirá educación sexual obligatoria en todas las etapas de la enseñanza. En su intervención en el Congreso, la ministra aludió a la importancia de que los menores conozcan su cuerpo y al consentimiento en las relaciones sexuales.

Irene Montero

Las frases literales, donde muchos han visto una promoción de la pederastia, fueron: «Los niños, las niñas y les niñes de este país tienen derecho a conocer su propio cuerpo, a conocer que ningún adulto puede tocar su cuerpo si ellos no quieren y que eso es una forma de violencia», explicó Montero en la comisión de Igualdad en la que defendió también el derecho de los menores «a conocer que pueden amar o tener relaciones sexuales con quien les dé la gana basadas, eso sí, en el consentimiento».

«Todos los niños, niñas y niñes tienen derecho a saber que ningún adulto puede tocar su cuerpo si ellos no quieren; a saber que pueden tener relaciones sexuales con quien les dé la gana», han tuiteado esta mañana varios diputados de Vox, entre ellos Carla Toscano, que asistía ayer con gran asombro e indignación a la cruzada dialéctica entre su homóloga Méndez y la ministra.
Irene Montero también señaló que «es vital que los niños tengan educación sexual para que sepan identificar perfectamente cuándo un adulto está abusando de ellos». Fuentes del Ministerio de Igualdad han contrastado que se refería la ministra en todo momento al cumplimiento de la ley de la Infancia, de ‘la del sí es sí’ y también la inclusión de la educación sexual que aborda la ley del aborto.
Pero las acusaciones a la ministra no se han hecho esperar: «Esto es corrupción de menores y apología de la pederastia», ha escrito la propia Toscano y se han hecho eco muchos internautas, que piden urgente una rectificación. Muchos internautas tachan de “aberración” que normalice un delito, deducido de su exposición.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha pedido la dimisión «urgente» o cese de la titular de Igualdad, Irene Montero, así como el cierre de su ministerio. Para Abascal «es urgente» la dimisión o el cese de Montero «y que cierre ese ministerio totalitario al salir«. » ¡Quitad vuestras sucias manos de los niños!«, ha escrito Abascal en su perfil de Twitter.
Además, otras personas han visto en sus palabras la apertura de la puerta a otro debate: una posible rebaja de la edad legal para el consentimiento sexual, aunque ayer explícitamente la ministra de Igualdad no aludiese a esta posible iniciativa.

«Pensé que era un chiste»

Consultadas fuentes del grupo parlamentario de Cs, han señalado que al escuchar a la ministra les pareció «un chiste». Así lo ha ratificado su vicesecretario general, Edmundo Bal, en los pasillos de la Cámara Baja. Esta mañana Ciudadanos ha tachado de «inadmisibles» las palabras sobre la sexualidad y también se ha sumado a la petición de cese de la ministra por parte del presidente Pedro Sánchez. En opinión de la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas y de Bal, la ministra debe dejar su puesto por haber pronunciado esas palabras, a su juicio, «sin rubor ni sonrojo».
A través de su cuenta en Twitter, la presidenta ‘naranja’ ha considerado que «alguien así no puede ser ministra del Gobierno de España», al tiempo que ha lamentado que «pasan las horas» y la titular de Igualdad «sigue sin rectificar estas intolerables palabras».
Fuenteelplural.com
Artículo anteriorSana, Sanna, colita de rana
Artículo siguienteArturo Banus: Los ingenieros de sonido y productores definimos el sonido de las generaciones