Inicio Noticias ¿Por qué sale Max Manzano del Nuevas Bandas?

¿Por qué sale Max Manzano del Nuevas Bandas?

Después de 16 años de actividad y quien a su vez fuera director general de Nuevas Bandas desde hace 6 años, Max Manzano anunció su retirada con la fundación, con un comunicado en el que se mostró agradecido por toda la labor que Félix Allueva y su equipo le confiaron durante su gestión. Por su parte, los locutores Dj Marco 77 y Lorenzo Martínez, quienes también eran miembros de FNB desde el 2017, expresaron su gratitud en sus redes por haber formado parte del departamento de curaduría y staff creativo. Hace unos días, los mencionados estuvieron presentes en el cierre al programa de radio Rock en Ñ, programa de la Fundación Nuevas Bandas que se transmitió desde 2005 por La Mega y que cesó sus transmisiones, al igual que el espacio radial Fabricado Acá que se escuchaba por la misma señal.
En Arepa Volátil conversamos con Max Manzano con toda la sinceridad del mundo. Así que lo que leerán a continuación no tuvo ningún tipo de edición.
Busquen sus cotufas, el refresco y disfruten…
Foto por: Régulo Gómez
1. Creemos que un grupo de personas están claros de que tu presencia en el Nuevas Bandas le dio una esencia fresca, y sobre todo, distinta. ¿Tú también estás claro de eso?
Max Manzano: Bueno, desde adentro no se ven las cosas igual que desde afuera. Tuve la suerte de ver a Nuevas Bandas desde adentro desde septiembre de 2005, porque como en el 2003 apenas fui pasante del Festival Nuevas Bandas en el Sambil, digamos que eso no cuenta, uno como pasante no se entera de mucho. En el 2004, apenas seguía haciendo talleres de formación con FNB y yo trabajaba como asistente de producción en un local de rock nocturno en Las Mercedes que se llamaba Modus Bar que era donde se hacían los Circuitos Nuevas Bandas en aquel entonces y ahí se dio el acercamiento, pero no estaba oficialmente en el equipo de Nuevas Bandas.
Ahora, desde septiembre de 2005 en adelante fue cuando entré a Nuevas Bandas y mi primera labor fue la producción de la primera emisión del programa Rock en Ñ por La Mega. El nacimiento de este espacio radial tuvo que haber refrescado en algo a Nuevas Bandas porque teníamos otra vía para estar al corriente de lo que pasaba en el rock venezolano y toda su escena alternativa, ya no era solamente una convocatoria anual para el NB con un poco de demos. Ojo, ya existía Fabricado Acá que en ese momento era conducido por Félix Allueva, pero se abría otra ventana diaria como lo fue Rock en Ñ, y Rock en Ñ nos hizo el trabajo más fácil para la captación de grupos para el Festival Nuevas Bandas 2006, que fue el primer festival en el que yo era parte de FNB.
También desde ese Nuevas Bandas 2006, sentíamos que poco a poco nació un nuevo movimiento que confío su primera vez en Nuevas Bandas, una generación de relevo que, al menos hasta 2012 o 2013, tuvo su época dorada de bandas con reconocimiento internacional, que son las que en este momento aún siguen en la punta de lanza de la escena rock y alternativa del país y que las vemos tocando en festivales internacionales y demás, o al menos esto es explicado desde perspectiva pop de nuestro rock. Creo que gracias a ese movimiento, al que le llaman V-Rock, es que tuvimos un buen refrescamiento, si es que esa es la esencia fresca a la que te refieres. Solo que en 2014 hubo un declive bárbaro que puso la cosa más cuesta arriba para bandas y productores, pero seguíamos trabajando.
Ese refrescamiento del que hablas se da en conjunto a un equipo de FNB que se fue renovando y sabían lo que estaba pasando, sabían leer lo que ocurría en la calle. Este equipo se empapaba del movimiento rock en Venezuela y sus sonidos alternativos. Veníamos de esa herencia de buenos carteles del Nuevas Bandas de los 90 que fueron obra y selección de Félix Allueva, José Tomás Angola, Yúmber Vera, Gelson Briceño, Juan Carlos Ballesta, como hasta principios de los 2000, que fue cuando se sumó Oswaldo Graziani, Jennifer Noya, entre otros duros. Ellos fueron los responsables de esa primera remada de los 90, hasta que vino el siguiente refrescamiento que probablemente es del que me estás hablando y que coincide con el momento en que humildemente entramos varios a aportar en esta casa.
En ese refrescamiento de equipo en cuya ecuación tuve el honor de formar parte de selección de cartel y del equipo de curaduría e investigación, ahí seguía Juan Carlos Ballesta, quien ya venía de la primera generación NB; también estaba Ramón Castro, Jen Friedwald, y en el camino fueron apareciendo otros duros con criterio musical y con la misma visión rigurosa de scouting, como Manuel Ángel Redondo, Alejandro “Puki” Fernandes, Pericles Sánchez, Emiliano Llanio, Mafe Burbano, Dj Marco 77, Lorenzo Martínez… esto en cuanto al equipo creativo y de curaduría, que también se destacaban unos cuantos de estos en funciones operativas de producción. Esa esencia fresca que comentas es responsabilidad de todo un equipo. Félix nos confió esa potestad de que nosotros estudiáramos bien la escena, él se había desentendido de eso desde 2008, algo que él ha reconocido públicamente.
Ahora, ¿en el staff operativo y de logística en sentido estricto? Ni hablar, un trabuco de lujo que constantemente renovaban la esencia de la que hablas pero ya desde el armatoste. Tener aún en el Festival Nuevas Bandas a Ana María Díaz, Carlos Gutiérrez Ríos y a un John “Cucaracho” Aranaga, todos ellos cabezas de la producción general, dirección general y técnica de Premios Pepsi Music, es saber que eso tendrá una constante evolución con lo que el festival necesite, y lo más curioso es que todos ellos empezaron en esta escuela. En los eventos de Nuevas Bandas también estaban en la producción un Carlos Gutiérrez Villarroel que hoy día trabaja en ADS Master Group, estaban ingenieros duros como Fidel Goa, Iván Gozón, estaba Arturo Ochoa y su team Maqueta UNO,  y nuevos productores como Angee Karina Hernández, Oriana Ramírez, Angee Guerrero, Grace Aguirre, Lolique Bosch, Elisa Rodríguez, Arnaldo Vallenilla, Carlos Miguel Muñoz, entre otros.
En conclusión, es una suma de factores internos y externos, pero ese refrescamiento al que te refieres es “culpa” de todo un equipo que tuve la dicha de tener conmigo, tanto en el área creativa como operativa. No puedo estar más agradecido de haberlos tenido en esa selección. Ah, y si hablamos del área técnica, son como diez minutos más hablando de esto, porque de esta casa han salido los mejores ingenieros de audio en vivo y productores musicales del rock de este país.
Foto por: Kluster Music
2. Contigo en la dirección general, ¿había planes de bandas internacionales invitadas para el Nuevas Bandas?
Max Manzano: Bastantes. De hecho, antes de yo estar en la dirección, ya estaba en planes continuar esa tradición de invitados internacionales que había iniciado en la edición del 99 con Izul, y Aldea. En su momento se logró tener a Enrique Bunbury, Bitman & Roban, Juanes, Libido, Los Tetas, Galápago, Pluramon, FunkReal, Sonorama, Pornomotora, Koyi K Utho, Pony Bravo, CienFue, Señor Loop, Skampida, Tom Cary, Johnnie All Stars, Xoel López, entre otros. También bandas como Dwomo, El Bicho, Tulsa, La Excepción.
Después de que se logró todo eso, hubo un momento en que se volvió muy complicado traer a nuevas bandas internacionales a Venezuela. El país profundizaba su crisis, con el hampa a millón, secuestros, asesinatos, inestabilidad política, económica y social, escasez y era complicado hacer los trámites para traer a una banda de afuera. En el 2011 se estaba tramitando a Philipina Pitch, El Papo Vecino, Polyphase, Rencilla y Pepe Bahía, pero ese año no hubo festival. Al año siguiente tuvimos la reunión en Barcelona para traer a Sôber al Nuevas Bandas 2012 y no fue posible ya que tuvieron una experiencia anterior con otra productora con la que fueron deportados cuando llegaron a Caracas porque faltaron unos trámites, y eso les dio un terrible sabor con nuestro país, y ya para el momento del festival, ellos ya tenían otros planes. A través de la Embajada de España planteamos traer a Guadalupe Plata y a Niños Mutantes (y la Embajada de España decidiría traer a Niños Mutantes por su cuenta, unos años después).
Cuando yo asumí la dirección, hubo teclas tocadas con bandas y artistas británicos, como Bill Ryder Jones, Isaac Gracie, Mellow Gang y Penelope Isles. Después tuvimos casi la confirmación de Our Girl pero cancelaron cuando estábamos a minutos de anunciarlos como invitados internacionales. La situación país nos echaba esas partidas para atrás.
3. ¿Te llegaron a ofrecer dinero para dar como ganadora a una banda? Es momento de aclarar el mito, Max.
Max Manzano: Eso nunca pasó, al menos a mí y de verdad creo que a ninguno. El único momento en el que tengo entendido que le ofrecieron dinero a Félix de forma irregular, fue el papá de una banda que quería que sus hijos cerraran el Festival Nuevas Bandas como invitados, a cambio de financiar al festival con unas cuantas lucas en verdes. Allueva no aceptó eso.
Lo del mito de los cheques para que ganase una banda, viene de finales de los 90, cuando en aquel entonces teníamos el primer internet de Fax Modem de 56 kbps con dial up y la gente inventaba un rumor en foros que si tal banda iba a ganar porque “pagaron”, y después esa info se replicaba en radio en programas rockeros nocturnos de FM juvenil, después lo ponían como mancheta en revistas independientes y así es que la gente difundía esos runrunes del rock. Esa generación rockera venezolana inventaba unos mitos buenísimos, creatividad a millón, hasta para decir que Marilyn Manson se quitó costillas para un fin particular. Todos los mitos y polémicas inventadas de Nuevas Bandas nos divirtieron bastante en el equipo. Siempre nos reuníamos a reírnos de “qué cuento habían inventado este año” y eso nos aliviaba las tensiones de la producción de un festival. Cuando no había una polémica inventada, nos poníamos tristes. Hay haters con una imaginación muy grande; ahora, a las quejas que eran de corte serio y en las que tenían razón, sí las tomábamos en serio.
Después existía una cuenta en Twitter llamada La Gaceta Rock con supuesta información sobre ganadores del Nuevas Bandas que tenían comprado el Nuevas Bandas. No pegaron ni una sola predicción.
Alianza MetalVe: Crédito Mafe Burbano
4. Ahora que estás fuera del Nuevas Bandas puedes decirnos con el corazón en la mano, ¿existía algún problema con las bandas de Metal? Hay muchos metaleros por ahí con el corazón roto y hasta ahora tienen fotos de ustedes clavadas con un cuchillo en las paredes de sus casas.
Max Manzano: Bueno, si echamos para atrás y revisamos la historia del Festival Nuevas Bandas, hay varios nombres que han participado en esa tarima que son de este género o cercanos a este, ejemplos: Sentencia, Xtremaunción, Thorvald, Boanerges, Lanthanum, Santuario, Prozak, Agonía, Tequila & Caroline, Maskhera, Rudras, Walking Like Ants, Sick Feel. Entendemos que quizás para el metalero puro, agrupaciones como Candy 66, DespuésDeVieja, Liqüet, Subsonus, Stake, Drogui 65 y Chinelo no sean metal propiamente, pero para el público más pop sí lo eran. Por el Nuevas Bandas también pasaron propuestas industriales como La Muy Bestia Pop, Meganeura Monji, Ohmio y Black Hole Nine, que aunque no eran estrictamente metal, rozaban con el estilo con distorsiones influenciadas por el género. Recordemos que tuvimos a Koyi K Utho de Colombia como invitados especiales, a Dischord los tuvimos como invitados en un Intercolegial Nuevas Bandas, pero faltó tenerlos en el Festival; ojalá Nuevas Bandas los ponga de invitados en un momento.
Ahora, esto es un tema polémico y de varias aristas, con más ruido fuera que dentro de Nuevas Bandas (risas). Hay gente que siempre creyó que había una reja con el género y distábamos bastante de eso. Dentro del equipo de Nuevas Bandas en sus inicios había gente especializada en el Metal, empezando por Franklin Zambrano que llegó a hacer con Félix el Festival de Música Extrema. Pero siempre ha sido un tema latente que hay que verlo desde distintas ópticas, porque todas las posturas son comprensibles. Partimos del punto en que el metalero está sumergido en su universo del Metal. Ese metalero se va enterando de propuestas locales que van naciendo y evidentemente les causa extrañeza y frustración que unas cuantas no entran en el Nuevas Bandas y uno como metalero siempre quiere que el cartel sea más metalero que nunca. Por eso es que hemos visto en infinidad de veces al público del Metal con cierto recelo con el Nuevas Bandas, bien sea porque no se incluyó tanto metal en alguna edición del festival, o porque en un año no quedó ninguna, y eso es porque cada quien se hace una idea de su propio Nuevas Bandas en su cabeza, lo cual es comprensible.
Mientras yo estuve en el equipo, no existía ese veto 100% al Metal. Dentro del departamento creativo, selección y curaduría teníamos tanto a adeptos al metal, como a personas que no son para nada cercanas al género pero sabían que cuando una banda de metal merecía estar en el cartel, había que incluirla. Eso generaba buenos debates y largas discusiones en las reuniones de selección para los circuitos.
Si en algún Nuevas Bandas no hubo alguna banda que tocase metal, es porque o no se inscribían, o porque las inscritas no tenían aún el nivel para presentarse en esa tarima, y esto es dicho desde el respeto y la empatía. Ya ha ocurrido que una banda de metal se inscribía con una grabación-trampa, es decir, se postulaban con una grabación que tenía mucho más nivel de lo que realmente tocaban en vivo y ahí es cuando una banda se hace daño a sí misma, porque terminan siendo una mentira cuando los ves en vivo en un circuito, y ocupan un lugar de otra que sí estaba al nivel para tocar y quedó por fuera.
Tratando de resumir, la naturaleza del público metal es que hay un gran porcentaje de este que no escucha otra cosa sino metal, y está bien, es válido el que solo escuche metal, como también el que escucha metal y también se abre a otras cosas. Quizás lo que algunos no tienen claro es que el Festival Nuevas Bandas es un evento anual que incluye a todo tipo de rock y géneros alternativos, en todos sus derivados y sub-géneros, y el metal obviamente cabe dentro de todo esto. Si suenas bien, tienes una propuesta sólida y mueves hasta los que no sean metaleros, tenías todos los números anotados para tocar en un Nuevas Bandas.
Hay que entender que el Nuevas Bandas tiene como objetivo incluir propuestas con calidad y potencial, desde la mayor objetividad posible, no importa si es metal, ska, punk, reggae, electrónica, fusión, indie rock, rock tropical, pop playero, entre otros.
Como otro punto derivado a tu pregunta de Nuevas Bandas y el Metal, hay que recordar que en el marco del Festival Nuevas Bandas 2019 se anunció la Alianza MetalVe, en la que estaban varias organizaciones: Melomaniac, Classic Metal Fest, Delta Terrace, Ariah Records, Conciertos Metal y Festival Nuevas Bandas. En el momento en que esta alianza iba a la calle con los primeros eventos presenciales, nos cayó la pandemia. Venían planes buenos, muy, muy buenos. Teníamos un evento presencial para abril de 2020 junto al Goethe-Institut, con feria de discos de metal, conferencias, presentaciones de bandas locales como Sick Feel, Walking Like Ants y hasta se estaba contactando a una banda alemana de Hamburgo: Mantar. Después este evento se convirtió en un evento virtual llamado Metal en Casa, en el que transmititmos un concierto de la banda ARRECHO en el canal de PROVEA, entre otras conferencias impartidas por Félix Allueva, Carlos Sánchez (Melomaniac), Osmar Ruiz (Cerebros Exprimidos) y el profesor alemán Wolf-Georg Zaddach, un historiador del género a quien conocí en el Wacken Open Air 2019 y que en ese momento en que supe que debíamos tenerlo en una de nuestras actividades en Caracas. Si la Embajada Alemana y el Wacken Open Air invitaron a Nuevas Bandas para sus ruedas de negociación con festivales, agencias de management y sellos del mundo, creo que tampoco es que el Metal sea inexistente en FNB. Esperemos que ahora cuando vuelvan los eventos presenciales, la Alianza MetalVe pueda retomar todo lo que la pandemia impidió hacer en su momento.
Otro punto aparte, porque me he extendido mucho: en nuestro programa diario Rock en Ñ llegamos a recibir a Kiko Loureiro (Megadeth), Paul Di’Anno (ex Iron Maiden), Pestilence, Ronnie James Dio, Ares Pereira (Moonspell). Siendo un programa de música iberoamericana, tampoco es que íbamos a cerrarle la puerta y no hacerle un paréntesis anglo estas leyendas. A su vez, en Fabricado Acá y Rock en Ñ sonaban y fueron entrevistados Dischord, Distrust, Mantra, Púah, Resistencia, Tierra del Dragón, Torre De Marfil, Metempsicosis, Natastor, Cultura Tres, Suicide Silence, Decibel, Epitafio, Landsemk, Forget the Fallen, Haboryn, Krueger, Desmoterion, entre otras.
Foto por: Mariangélica Jayaro
5. ¿La decisión de dejar tu cargo incluía el cierre de Rock en Ñ y Fabricado Acá? Un mega combo
Max Manzano: No tenía sentido que yo fuese locutor de Fabricado Acá si ya yo no formaba parte de Nuevas Bandas. Yo manifesté a mi equipo que había que ser coherentes y que ya no correspondía que yo siguiera en el programa, pero tampoco planteé un cierre del espacio, de hecho, esperaba que siguiera. En un pasado, Allueva y yo habíamos conversado sobre supuestos negados y en su momento estuvimos de acuerdo que si llegase el momento en que yo no hiciera más Fabricado Acá, el programa debía seguirlo otra persona y le hablé de varios candidatos para proponerlos en la radio en caso de que por equis causa yo no siguiera. De todos modos estoy muy agradecido con Nuevas Bandas y La Mega por haberme dado la conducción de Fabricado Acá durante estos últimos años.
En cuanto a Rock en Ñ, antes de que se diese mi salida de Nuevas Bandas, como te digo, Allueva y yo solíamos hablar del presente y del futuro de la institución. En 2019 ya teníamos en cuenta que Dj Marco 77 tenía dos años en Rock en Ñ, que era aproximadamente el tiempo que los locutores anteriores habían durado en el programa. No obstante, Marco lo estaba haciendo muy bien, el cariño que él le imprimía al programa era digno de que se quedara todo el tiempo que él considerara, y si la radio también estaba contenta con él, todo iba excelente. En Nuevas Bandas estábamos claros que cuando Marco tuviese otras inclinaciones profesionales, ya teníamos a la mano a una generación de relevo para proponerle a La Mega y tomar esa decisión entre Nuevas Bandas y Unión Radio. Teníamos el candidato ideal a la mano y hasta lo habíamos hablado con él, que era miembro hasta hace nada de FNB, era quien presentaba nuestros eventos desde 2018 hasta 2021, y también venía de hacer radio en otras emisoras.
Pero después supe que Allueva tomó la decisión de cerrar Rock en Ñ y Fabricado Acá porque viene con otras propuestas de espacios. Lo más loco es que el rumor trendy bastante desacertado que corre por la escena musical es que ambos programas fueron cerrados unilateralmente por la radio y eso no fue así: La Mega estaba contenta con Rock en Ñ y Fabricado Acá y hasta el último día le hicieron barra a ambos programas.
Pero en cuanto a NB Radio, todo apunta a ese verbo que utilizaste al principio: refrescamiento. En el penúltimo programa de Rock en Ñ, Allueva se refirió a un refrescamiento de espacios radiales de Nuevas Bandas que él llevaría pronto a La Mega, con nuevas propuestas que abarcan otros sonidos y que van más allá de lo que se venía haciendo. Ya le tocará a conocer más detalles más adelante.
6. ¿Qué experiencias te llevas contigo? Tanto en las buenas como en las malas. En Arepa Volátil se vale todo.
Max Manzano: En cuanto a experiencias buenas, todas, desde el día uno. Las malas, también me las llevo, porque cada experiencia mala con el tiempo se convierten en experiencias buenas porque son de las que aprendemos. De por sí, las experiencias malas las desecho y las convierto en enseñanzas. Prefiero ocupar mi memoria en todo lo bonito que ocurrió durante esos 16 años de mi paso por la casa y recordar esos 30 años de historia con el valor que merece.
Agradezco haber tenido a mi lado a gente tan dura y profesional en lo que hacen. Todos aprendemos de todos y de todos se aprende bastante.
¿Que quedaron ganas de hacer otras cosas? Siempre, normal. Una de mis propuestas era que esa modalidad de “concurso” y “jurado” se quedara únicamente en los circuitos y la figura de ganador desapareciera del Festival Nuevas Bandas, que fuese mera tripeadera con las bandas que toquen y ya y cada quien se lleva consigo la más que le guste. Históricamente, algunas bandas “ganadoras” nos han dejado mal y bueno, otras que no han ganado se lo han tomado más en serio y están partiéndola. Ojo, yo acepté esa figura desde que entré a esta casa, pero nunca me tomé esa figura de ganador tan en serio.
Foto por: Mafe Burbano
7. Ahora… ¿Qué se trae Max Manzano? Luego de llevarnos por un largo camino no creemos que voltees a decirnos “hasta aquí llegamos, compañeros”, como en ese momento de Forrest Gump donde todos corren tras él.
Max Manzano: Traigo discos de vinilo, CDs de bootlegs, cassettes grabados en los 90 de todo lo que escuchaba en radio, un iPod, una laptop y unos libros. Ustedes dicen dónde y cuándo. Bestial que Arepa Volátil haya regresado, por cierto.
¡Gracias!
Hablando en serio: yo veo esto como un maratón en el que todos somos un número y todos nos seguimos entre todos, hacia un mismo objetivo: el desarrollo de la escena musical local para que en un futuro sea vista como una verdadera industria. Desde afuera nos están observando, los mismos festivales de Colombia, México, Chile, Argentina, España, etc., ven qué ocurre aquí para ver qué hacemos; se hacen balances y nos ponen el ojo a ver qué tenemos de interesante. Hay gente con un gran potencial de crear otras figuras y organizaciones pero se quedan como espectadores y malgastan energía metiéndole foco a la crítica destructiva. Aplausos de pie a los que están trabajando en sus eventos y en su labor para sumar a la escena en este momento. La idea es que hayan varios festivales, varios eventos, de distintos tipos, distintas cabezas con equipos, distintas tribus según su género, no enfrascarse en el drama de estar inconforme con los poquitos eventos que existen. Que cada quien siembre su mata y al final tendremos un bonito bosque.
Concluyendo la pregunta que hiciste, seguiremos trabajando en el sector musical. El periodismo musical, la producción de eventos y la radio, son parte de mis pasiones y de mi oficio. Sigamos corriendo.
8. Podemos decir finalmente que aquí la culpa fue de quién  ¿Félix Allueva? ¿Max Manzano? ¿O del jurado?
Max Manzano: La culpa es de Félix, del jurado, de Arepa Volátil, y de la terquedad que tenemos todos en esta escena por querer que el rock exista en tiempos tan urbanos y allí me incluyo. Todos somos culpables de esto, desde Los Impala en adelante. Como diría ese libro de Alfredo Escalante en conversaciones con José Tomás Angola: Cuarenta años haciendo daño, que en realidad ya son sesenta y tantos. Pero, la vida nos absuelve de esa culpa al ver todo lo que se ha hecho y por todo lo que se seguirá haciendo y está por venir.
Todo tiene su final, y al final, no siempre alguien tiene la culpa, y como diría un prodigio argentino: “otro crimen quedará… sin resolver”.
Se empieza de cero y se sigue.
Artículo anteriorPreocupación por hallazgo de bacterias desconocidas en los glaciares del Tíbet
Artículo siguienteCondenan al cantante R. Kelly a 30 años por abusos y tráfico sexual de mujeres y niñas durante dos décadas